top of page

Influencia del groove en el comportamiento humano

Carlos Graterol

6 de jul de 2024

El groove también fortalece los vínculos sociales. La sincronización de movimientos entre individuos mientras escuchan música crea una sensación de unidad y comportamiento prosocial

Leer más: Descifrando los cuatro temperamentos de Galeno: una mirada profunda a la personalidad

El impulso casi irresistible de movernos al ritmo de la música se conoce como groove. Esta experiencia placentera, que incluso los bebés de tres meses experimentan, revela una conexión profunda entre la música y nuestro cerebro. Según investigaciones psicológicas y neurocientíficas, el groove ayuda a predecir la continuación de la música, y el acto de movernos al ritmo mejora nuestra capacidad para hacerlo.

El groove convierte la música en un proceso interactivo en el que participamos activamente, difuminando las fronteras entre la música, el cuerpo y la mente. Este fenómeno se relaciona con la complejidad rítmica de la música. La gente tiende a sentir más groove con música de complejidad rítmica moderada que con música de complejidad alta o baja. La neurociencia sugiere que el groove ayuda al cerebro a predecir patrones musicales, minimizando los errores de predicción y generando una sensación de placer.

La música groove, como el funk, el hip-hop, el jazz y la música afrocubana, es lo suficientemente impredecible como para mantenernos interesados, pero no tanto como para ser incomprensible. Este equilibrio perfecto de previsibilidad y complejidad rítmica hace que el groove sea tan efectivo.

Investigaciones de neuroimagen han mostrado que la música groove activa áreas del cerebro relacionadas con el movimiento y la sincronización del movimiento, incluso cuando los sujetos no se mueven físicamente. Además, estudios han encontrado que la música a un tempo de 107 a 126 latidos por minuto provoca sensaciones intensas de groove. Este tempo coincide con la velocidad preferida para caminar, lo que sugiere una conexión profunda entre el ritmo de la música y nuestros movimientos naturales.


El groove también fortalece los vínculos sociales. La sincronización de movimientos entre individuos mientras escuchan música crea una sensación de unidad y comportamiento prosocial. En resumen, el groove no solo nos hace movernos al ritmo de la música, sino que también nos conecta con los demás, creando una experiencia compartida y placentera. Fuente: Infobae

 

inSouth Magazine 8 años exaltando los valores de nuestra comunidad Latina. Síguenos en nuestras redes sociales como: @insouthmagazine en Instagram.

 

¡inSouth Magazine siempre contigo!

 

Seguir leyendo…

bottom of page