top of page

Comer mientras trabajas: consecuencias para tu salud

Carlos Graterol

2 de nov de 2023

Muchas personas optan por combinar sus tareas laborales con la comida, pero esta práctica tiene consecuencias significativas para la salud y el rendimiento

En inSouth Magazine nos preocupamos por tu bienestar, por eso te traemos esta información para cuidar y mejorar tu estilo de vida.


Leer más: Adiós al mal olor de pies: consejos infalibles


En la era moderna, donde el tiempo es un recurso preciado, la tendencia de comer mientras se trabaja se ha vuelto común, especialmente con la creciente popularidad del teletrabajo. Muchas personas optan por combinar sus tareas laborales con la comida, pero esta práctica tiene consecuencias significativas para la salud y el rendimiento.

Dolores de cabeza y estrés

Comer mientras trabajas puede llevar a dolores de cabeza y estrés. Esto se debe a que no hacer una pausa adecuada durante la comida y mantener la mirada en la pantalla del ordenador genera tensión. El estrés y la fatiga visual pueden afectar negativamente el rendimiento, ya sea en el trabajo o en el estudio. Tomarte un descanso durante las comidas puede ayudar a evitar estos problemas y mejorar la productividad.

Problemas digestivos

Comer bajo estrés y sin masticar adecuadamente puede dar lugar a problemas digestivos y dolores estomacales. Durante una jornada laboral intensa, es común ingerir alimentos de manera apresurada, lo que afecta negativamente la digestión. Tomarte el tiempo para una comida tranquila y relajada es esencial para evitar estos problemas y garantizar una buena digestión.

Falta de control en las porciones

Otro problema relacionado con comer mientras trabajas es la falta de control sobre las porciones. Estudios han demostrado que las personas que hacen pausas adecuadas durante las comidas tienden a controlar mejor las cantidades que consumen. Comer distraído por el trabajo puede llevar a la sobreingesta, ya que el cerebro no presta atención a la señal de saciedad, lo que puede contribuir al aumento de peso.

Impacto en el estado de ánimo

Dedicar largas horas al trabajo sin descansos adecuados puede tener un impacto negativo en el estado de ánimo y la salud mental. El estrés crónico puede desencadenar problemas como la depresión, ansiedad, bloqueo mental y una baja autoestima. La pausa para comer no debe ser solo un momento para alimentarte, sino también para desconectar y socializar con colegas o familiares, lo que contribuye a mantener una buena salud mental.

Comer rápido y mal no es saludable

Optar por comidas rápidas y poco saludables en la oficina debido a la falta de tiempo es una tendencia preocupante. Es esencial tomarte el tiempo para disfrutar de una comida equilibrada, incluso si eso significa alejarte del lugar de trabajo. Comer en compañía de colegas en un restaurante cercano puede ser una opción beneficiosa, ya que permite alimentarte adecuadamente y desconectar de las responsabilidades laborales.

Rendimiento laboral inferior

Aunque pueda parecer que combinar comida y trabajo es productivo, en realidad, tiene un impacto negativo en el rendimiento. La falta de descanso adecuado te puede llevar a la saturación mental y a una menor concentración. Recuerda que la hora de la comida no solo es para alimentarte, sino también para desconectar y recargar energías.


La práctica de comer mientras trabajas tiene efectos perjudiciales para la salud, como dolores de cabeza, problemas digestivos y aumento de estrés, lo que puede disminuir el rendimiento. Es fundamental establecer pausas adecuadas durante la jornada laboral para mantener una salud óptima y un rendimiento laboral efectivo. Fuente: Elnortedecastilla.es


inSouth Magazine 8 años exaltando los valores de nuestra comunidad Latina. Síguenos en nuestras redes sociales como: @insouthmagazine en Instagram.

¡inSouth Magazine siempre contigo!

 

Seguir leyendo…

bottom of page