En los últimos años, el Emprendimiento ha venido generando un alto nivel de importancia, gracias, en gran parte, a los constantes problemas económicos con que conviven las sociedades en el siglo actual. Las personas, entre hombres y mujeres sin distinción de edad y posición socioeconómica alguna, están en la búsqueda frecuente de adherir a sus vidas, mejores y mayores alternativas laborales que les propicien independencia y estabilidad económica. En ese camino de búsqueda, sus mentes se expanden para concebir la idea de realizar y consolidar proyectos propios, justamente, entre otras cosas, para desaparecer de los altos índices de desempleo que viven muchos países.

Esto converge a contextualizarse como un cambio de mentalidad que busca que las personas salgan del rol de empleados y pasen a convertirse en empleadores, llevando a cabo nuevas ideas de negocio competitivas en el mercado. La sociedad, hoy en día, debe tener muy presente que para poder lograr “encarrilarse” en un proyecto de Emprendimiento Empresarial debe conectarse formidablemente con el hecho de ser ambiciosas y desprenderse del sentimiento de vivir siempre insatisfechas con la baja y mediana estabilidad que le pueda generar un trabajo como asalariado.

La globalización, un factor altamente influyente.

En la gran mayoría de los contextos universales, han sido mucho los países y continentes los que han comprendido que el espíritu empresarial juega un papel determinante en cada uno de los procesos de transformación del recurso humano, en relación con las acciones independientes que se tejen para mejorar las condiciones económicas, de vida y laborales de las personas. Es pertinente destacar que hay países, que apenas están en vía de desarrollo, los cuales, muy poco han comprendido que la constitución del espíritu emprendedor se ha convertido en un pilar fundamental, teniendo en cuenta que desde los tiempos históricos, el ser humano laboralmente desarrolló un estilo de vida primitivo, que le permitió proporcionarle al hombre elementos como el fuego y otras herramientas esenciales y necesarias para poder salvaguardar el sustento para su vivir.

¿Qué está sucediendo con el Emprendimiento a nivel internacional?

Muchas empresas y gobiernos de esos países, no han asimilado, como se espera en su totalidad, la concepción ideológica de que el Emprendimiento Empresarial no solo ha sido el responsable de la creación de las grandes culturas que han existido a lo largo de la historia, sino también de todo el desarrollo que se ha heredado a través de las mismas. Además, en este aspecto todo tiende a ser relativo, teniendo en cuenta, por ejemplo, que el ser humano convive en una sociedad donde no ha logrado visualizar y/o reconocer que el Emprendimiento Empresarial ha incidido también en los grandes movimientos religiosos, artísticos y científicos, venciendo así los tradicionales e incluso modernos esquemas políticos y paradigmas sociales que se han opuesto de manera directa y subliminal al desarrollo de este innovador y transformador estilo de vida laboral y empresarial para los seres humanos.

La independencia laboral y económica, clave del éxito.

El espíritu para forjar una mentalidad de Emprendimiento Empresarial, confluye a manifestarse como un desafío y un reto de desarrollo que surge de manera estratégica y táctica en cada persona, con la finalidad de buscar su propia independencia y estabilidad económica y laboral. Si la sociedad en que la actualmente desenvuelve el ser humano, logra entrar en sintonía con lo anteriormente mencionado, indiscutiblemente entraría a converger en un proceso potencialmente humano donde cada persona pueda cumplir cada una de las metas que en tal aspecto se ha proyectado. Las barreras las traza el ser humano en su mente, pero si se deciden a romper esos obstáculos, alcanzarán las metas por encima de las expectativas esperadas

El compromiso, la principal disciplina del Emprendimiento.

Falta mucha voluntad personal, pero sobre todo voluntad política por parte de las instituciones públicas de muchos países subdesarrollados; mayor voluntad académica por parte de las universidades; más voluntad empresarial por parte de las compañías u organizaciones para que el desarrollo de Emprendimiento Empresarial revista un alto grado importancia, tal como ha venido sucediendo en los países desarrollados desde mucho tiempo atrás. Internacionalmente el Emprendimiento Empresarial ha integrado las actividades de las personas con los valores de una sociedad que han sido direccionados específicamente de acuerdo a la capacidad de las sociedades de crear empleo.

Hay que incentivar la cultura del emprendimiento empresarial.

Por esta razón, es importante resaltar con vehemencia, que el trinomio conformado por las instituciones de educación superior, los sectores públicos y las empresas privadas, son enormemente esenciales para fomentar en la sociedad una mejor cultura de emprendimiento empresarial y, de esa manera, se facilite el acceso para que los individuos, especialmente los jóvenes, madres cabeza de hogar, entre otros, apoyen con creatividad e ideas, la formación y la investigación en este campo.  Esto, con la finalidad de que las personas se vean beneficiadas expandiendo su mente para que se desmonten de la dependencia económica y dejen de ser sólo empleados que se limitan a cumplir con unas funciones básicas, para abordar hacia el desarrollo de ideas innovadoras propias en busca de que la misma sociedad pueda concebir una opción viable de convertirse en empresarios visionarios que realmente apoyen y aporten al desarrollo económico y social de las comunidades donde se encuentran, siendo responsables socialmente.

Por tanto, el propósito es que se articule un trabajo fuerte para lograr la formalización empresarial a gran escala, generando herramientas y recursos que permitan agilizar los procesos de creación de nuevas ideas de negocios y de creación de las empresas. Asimismo trazar las bases para que se generen incentivos dirigidos a quienes decidan informatizarse, para sacar adelante sus proyectos.

 

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *