Compartir con los seres queridos es vital para la estabilidad emocional.

Como se sabe, la familia siempre se ha caracterizado no solo por desarrollar un papel trascendental en el hogar, sino también por simbolizar un valor tan importante como el amor, al ser éste el principal artífice y modelo a seguir en cada una de las personas. En este aspecto, hay que recalcar que se debe trabajar arduamente para que la llamita del amor que teje este sentimiento en el núcleo familiar, nunca se apague y que por el contrario, día a día, siga floreciendo sin marchitarse. Por eso, compartir con esos seres queridos y adecuar los espacios propicios para departir con ellos, es el mayor privilegio que cualquier ser humano puede disfrutar con absoluta exclusividad.

Las integraciones familiares se desarrollan esencialmente con el fin de salir de la rutina diaria, liberar las tensiones existentes, oxigenar el cuerpo, el alma y la mente, pero sobretodo para darle un nuevo aire a la relación de familia, en aras de fortalecerlas en la medida en que cada miembro vaya poniendo de su voluntad.  Por ello, es admirable observar y analizar que este tipo de estrategias naturales, resultan favorables para muchas familias que, debido al trabajo, al estudio u otros quehaceres en la vida cotidiana, se les dificulta el tiempo para estar más cerca de ellas.

¿Qué planes se pueden disfrutar en familia?. 

Por tanto, es importante destacar que las integraciones familiares como los paseos, los viajes, el cine, comer en un restaurante, ir a la playa, etc, son un punto esencial para el desarrollo de los lazos afectivos, son las huellas que quedan en el recuerdo de niños y jóvenes. Por eso, lo importante es tomar la iniciativa, desconectarse por momentos de la tecnología, que ha absorbido, hoy por hoy, gran parte de los espacios para compartir en familia. A los paseos por ejemplo hay que ir preparado con los hijos. Los paseos son un conjunto integral y que si se hace consciente, se disfruta en aras de integrar mejor a la familia. Ahora, con relación a las salidas por fuera de casa, se necesita tener cohesión y unión de cada miembro para que todo fluya con esencia, ganas, compromiso y naturalidad.

El compromiso es otra base fundamental.

Es importante que dentro del hogar, exista un alto grado de responsabilidad entre los miembros del núcleo familiar y que esa responsabilidad debe ser compartida entre todos; que todos convengan desconectarse de la rutina diaria y tomarse un día o fin de semana para salir con la familia y compartir, que es algo muy relajante. Además, es de vital relevancia tener una reunión en familia cada 2 días por semana, que los niños se sienten más cerca de sus padres, hablar y saber escuchar mucho y de manera mutua.

De manera que, si se planea en forma conjunta la organización de un excelente plan familiar en donde papá, mamá, hijo, hermano, o sobrino y abuelos, contemplen la posibilidad de pasar un día de campo o un paseo, bien sea para irse a contemplar la naturaleza de la flora, la fauna, la playa, visitar la comunidad de animales de un zoológico, disfrutar de un parque de diversiones, y satisfacer el encanto en viajar hacia otras ciudades turísti y paisajísticas, y comer todos juntos en un mismo establecimiento gastronómico, se debe tener presente que por encima de cualquier cosa o diferencia, lo que verdaderamente interesa es que prevalece la felicidad y el afecto que sienten mutuamente las familias.

Estos paseos familiares se desarrollan esencialmente con el fin de salir de la rutina diaria, liberar las tensiones existentes, oxigenar el cuerpo y el alma, pero sobretodo para darle un nuevo aire a la relación de familia y fortalecerlas en la medida en que cada miembro vaya poniendo de su voluntad. Es admirable ver que este tipo de estrategias naturales, resultan favorables para muchas familias.

¿Por qué la familia es un sistema?

De acuerdo a la Piscóloga Brenda Portillo, la familia es un sistema y ese sistema es la base de la sociedad y en la medida en que uno se integre a esa sociedad, le va quedar fácil integrarse en el colegio, la universidad e incluso en el ámbito laboral. Para la experta, las familias que no están integradas generan deficiencias hasta con los hermanos, ya que el apoyo de la familia es vital. En tal aspecto, ella resalta que deben existir comportamientos donde un miembro entre a preocuparse más el uno por el otro “óyeme qué te paso” “cómo te fue que tal tu día”. Estos son puntos claves, pero también son puntos esenciales los ejercicios que se hacen en familia, puesto que los ejercicios se conciben como terapias relajantes que benefician y fortalecen corporal, mental y emocionalmente el estado físico, anímico y de concentración de las personas, especialmente las que hacen parte del núcleo familiar, tal como lo sustenta la profesional en mención.

Eliminar los paradigmas de las excusas.

No obstante, en el siglo actual, es pertinente y aconsejable que los hijos no se ciñan todo el tiempo a la premisa de que el trabajo de muchos padres de familia, tiende a convertirse en barreras que limitan el compartir la mayor parte del tiempo con sus seres queridos, ya que sus labores en sus respectivos puestos de trabajo, le absorben la mayor parte del tiempo. Esta realidad es innegable pero es importante destacar que cuando esos padres confluyen a tener la disponibilidad anhelada para compartir con los suyos, es fundamental sacarle el máximo provecho a las actividades familiares a desarrollar, sea dentro o fuera del hogar.

 La comunicación como herramienta vital.

Indiscutiblemente, este tipo de actividades como las mencionadas anteriormente, siempre y cuando haya la disponibilidad del tiempo y la disposición de cada uno de los miembros de la familia, mejoran y fortalecen la comunicación. Los seres humanos nacemos con la capacidad de comunicarnos ya que mediante ella, logramos establecer relaciones que nos ayudarán en el desarrollo de lo que seremos como personas y a adaptarnos a vivir en sociedad.

Las familias necesitan conocer cuáles son las maneras óptimas para comunicarse entre sí, ya que de ésta dependen las buenas relaciones en el seno de la familia. Los padres ven crecer a sus hijos y en la medida en que esto sucede, van desarrollando distintas estrategias para lograr comprenderlos. Mientras son bebés, los padres se esfuerzan mucho por saber qué les pasa, por qué lloran y ahí van aprendiendo a interpretar los diferentes gestos y llantos a fin de darles una respuesta adecuada a su necesidad. Así es el complemento de toda la unidad familiar, que incluye, esposa, hermanos, primos tíos, sobrinos, etc.

La naturalidad y efectividad en la comunicación serán posibles en la medida en que se luche y se trabaje para sostener un tipo de comunicación. ¡Cuál? la que verdaderamente ayude a establecer un vínculo que permita compartir con los seres queridos de la familia, la expresión de cada uno de los estados de ánimo,  opiniones y pensamientos y de todo aquello que el ser humano piensa, hace y necesita.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *