Cuando decimos El Rompeteclas, hablamos de un gang de Nueva York. La diferencia es que este nos aniquila con su talento. El legendario músico Eddie Palmieri nos visitó durante su reciente gira y pudimos conversar con él sobre su precoz inicio, sus influyentes pares y aquello que lo hace más feliz que comer arroz con habichuelas.

¿Qué lleva a un niño de 14 años, que tal vez esté pensando en jugar pelota, a formar su propia orquesta?

Eso es gracias a mi madre, quién nos puso a mi hermano Charlie y a mí en el piano. Luego estudié con una maestra cuando tenía 11 años y después con el gran Claudio Zavala. Yo siempre quería tocar timbales, pero eso no pintaba bien con mami (risas).

¿Quién aportó más para tu éxito: Ismael Quintana o Lalo Rodríguez?

Bueno Ismael Quintana empezó con “La Perfecta”. En 1974 no tenía cantante para grabar el Sun of Latin Music. Llegué a Puerto Rico y conocí a un jovencito de 16 años llamado Lalo Rodríguez. Me lo llevé a casa de un amigo arreglista y le dije: canta lo que tú quieras. Me cantó: Deseo Salvaje. Ese fue el día que Lalo empezó a grabar conmigo.

¿Cuál de tus éxitos consideras una masterpiece?

La que está en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos: Azúcar pa’ ti.

¿A quién invitarías Pa’l monte?

A todos los que quieran ir a salirse de los problemas con la música que toco.

¿Qué ha sido en tu vida la cosa más perfecta?

La orquesta La Perfecta fue la que me dio el éxito con el Sr. Barry Rogers, José Rodríguez, Manny Oquendo, Tommy López, Dave Pérez, Bobby Rodríguez, George Castro e Ismael Quintana. Esos fueron los años más perfectos.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *