El 100% de los pacientes diagnosticados con Diabetes comienza a tener una baja visión desde que empieza a desarrollar la enfermedad, que si no es tratada adecuadamente, puede llegar a perder la vista de manera irreversible.

Por: Mario Andrés Polo Gutiérrez

Ser un paciente diagnosticado con diabetes, trae consigo afectaciones importantes en la visión. La mayoría de los pacientes que la presentan, comienzan a perder la visión desde que desarrollan la enfermedad, por eso un adecuado tratamiento puede evitar que siga disminuyendo la visión hasta llegar a una pérdida total e irreversible.

La diabetes es una enfermedad que afecta muchos órganos importantes en el cuerpo, entre ellos los ojos. La enfermedades asociadas a la diabetes como la retinopatía diabética o el edema macular, pueden ser tratadas mediante procedimientos láser, los cuales se han comprobado mejoran la visión en quienes lo realizan. El doctor Francisco Rangel, médico cirujano del Centro Medico Alta Visión en Colombia, explica que “cuando hay edema macular (hinchazón o engrosamiento que se produce en la mácula del ojo, la cual está encargada de la visión central y detallada), se realiza un procedimiento llamado tratamiento focal con láser, donde el médico oftalmólogo hace numerosas quemaduras en la retina que gotea alrededor de la mácula, retardando y reduciendo la cantidad de líquido producido en la retina.”

Por otro lado, en la retinopatía diabética (deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina) el procedimiento se llama fotocoagulación retiniana. Aunque la retinopatía diabética tenga varias etapas, las cuales en primera estancia no necesitan tratamiento a menos de que se presente un edema macular, para la retinopatía proliferativa (estado avanzado de la retinopatía diabética) se necesita la cirugía láser.

En este procedimiento el médico oftalmólogo hará alrededor de dos mil pequeñas quemaduras con láser en la retina con el propósito de reducir los vasos sanguíneos anormales.”, explica el Dr. Rangel. En el caso de que usted presente exceso de sangre en el centro del ojo, se procede a hacer una vitrectomía, para quitar el gel vítreo que está nublado con la sangre.

Los equipos médicos para este procedimiento, cuentan con la más alta tecnología para garantizarle el éxito de la operación al paciente.

El no tratamiento de estas enfermedades puede generar el desarrollo de otras más graves como glaucoma, desprendimiento de retina por queratocono, degeneración macular, entre otras, que de no ser tratadas a tiempo, llevan al paciente a la pérdida irreversible de la visión.

Tanto el tratamiento para el edema macular como para la retinopatía proliferativa, son efectivos en la reducción de la pérdida de la visión. Se debe tener en cuenta que la sintomatología de estas enfermedades puede no presentarse y es por ello que se debe realizar un control periódico con el médico oftalmólogo.

Si usted es una persona con diabetes tenga en cuenta:

  • Las enfermedades visuales pueden no presentar síntomas en etapas primarias. Un diagnóstico a tiempo ayuda a identificar y tratar adecuadamente cualquier patología existente, evitando que pierda la visión de manera irreversible.
  • Si usted ve con claridad, pero ha sido diagnosticado con diabetes, probablemente ya ha empezado a desarrollar algún tipo de retinopatía diabética, por lo que una valoración oftalmológica al momento de ser diagnosticado es lo más indicado como forma preventiva.
  • Si comienza a notar que su visión disminuye, ve manchas en su campo visual o destellos, acuda de inmediato a su médico oftalmólogo.

No permita que la diabetes arruine su visión. Un diagnóstico a tiempo puede evitar el desarrollo de enfermedades que puedan llevarlo a la pérdida irreversible de la visión. Consulte a su médico oftalmólogo periódicamente.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *