Carmen Cermeño Lugo.- El 2017 fue ruidoso por todos lados y era necesario que lo fuera porque muchas cosas estaban siendo calladas. El acoso sexual era uno de esos asuntos que se murmuraban en los pasillos de un set, una disquera, una compañía, un congreso y hasta en un campo de fresas. Ya no más.

Un grupo de mujeres decidió cambiar las reglas de todos los juegos y sacudir al mundo con sus voces. The Silence Breakers son la Persona del Año 2017 de la Revista Time y a través de conmovedoras entrevistas nos revelan como llegaron a ser las desafortunadas protagonistas de un asunto que había sido respaldado por décadas ante cientos de miradas cómplices.

La actriz Ashley Judd, la cantante Taylor Swift, la ingeniera Susan Fowler, la lobista Adama Iwu y la trabajadora agrícola Isabel Pascual son las mujeres que engalanan la portada de esta prestigiosa publicación, representando a cientos de víctimas que han sido acosadas por poderosos hombres en sus sitios de trabajo.

Desde el pasado octubre, cuando el diario “The New York Times” publicó una investigación en la que poderosas actrices de la talla de Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Rose McGowan y Ashley Judd afirmaban haber sido acosadas sexualmente por el productor más poderoso de Hollywood, Harvey Weinstein. A raíz de esto, cientos de mujeres respaldaron estas acusaciones con sus testimonios personales.

Poco a poco más hombres se fueron sumando a esta lista negra: el conductor Bill O’Reilly, el comediante Louis C.K y el periodista Matt Lauer, demostrando que muchas mujeres se habían sentido atemorizadas de denunciar a estos hombres porque no querían perder sus trabajos.

El movimiento #MeToo impulsado por la actriz Alyssa Milano hecho para denunciar casos de acoso y abuso sexual, se hizo viral demostrando que nadie está a salvo cuando se trata de respetar los derechos de las mujeres.

 

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *