Carmen María Cermeño.- Rumores iban y venían hasta que este lunes 27 de noviembre se hizo oficial: el Principe Harry de Inglaterra se casará con su novia, la actriz estadounidense Meghan Markle.

Ante la mirada de cientos de periodistas, los ahora prometidos irradiaron amorosa felicidad ante una noticia que había sido muy esperada dentro de la monarquía.

El anillo de oro amarillo fue diseñado por el propio príncipe y contiene diamantes de la colección de joyas de su recordada madre, la princesa Diana de Gales, como una forma de rendirle tributo en un momento tan especial de su vida.

La pareja sostiene una relación desde junio del 2016, pero su primera aparición pública la hicieron en septiembre de este año durante la ceremonia de apertura de los Invictus Games en Toronto.

Markhle estuvo casada con el productor y actor Trevor Engelson, pero se divorció en el 2013 mientras que Harry sostuvo relaciones de larga data con la socialité Chelsy Davy y la modelo Cressida Bonas.

La Familia Real manifestó su alegría por la noticia, empezando por la abuela de Harry, la reina Isabel II, su padre el príncipe Carlos, su hermano mayor William, Duque de Cambridge y su esposa, Kate, Duquesa de Cambridge.

La pareja se casará en la primavera de 2018 y vivirán en la residencial real de Nottingham Cottage, cercana al Palacio de Kensington.

 

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *