El multimillonario empresario, que el pasado 20 de enero tomó posesión de su nuevo cargo, anunció en su discurso grandes cambios y transformaciones para esta Nación.

Por: Mario Polo Gutiérrez

Luego de que el 16 de junio de 2015, Donald Trump anunciara su precandidatura para las elecciones de 2016, millones de personas en el mundo, incluyendo presidentes, reyes, príncipes, ministros, entre otras personalidades de la esfera internacional, centraron su mirada en lo que sería el próximo futuro de los estadounidenses, tras la culminación del periodo presidencial de Barack Obama.

Durante la ceremonia de posesión que tuvo lugar en la sede del Capitolio Nacional, donde está ubicado el Congreso de la República en Washington, tanto Trump como su vicepresidente, Mike Pence fueron investidos en sus respectivos cargos. El primero tomó juramento como Presidente ante una multitud de personas, inclinando una de sus manos sobre dos biblias; una que su madre le regaló y otra proveniente de La Casa Blanca, que fue utilizada a lo largo de muchos años por los ex mandatarios Abraham Lincoln y Barack Obama, respectivamente.

Trump 2

Al acto de posesión, al que también asistieron su esposa Melania y sus hijos Donald Jr, Ivanka, Erick, Tiffany y Barron Trump, el nuevo Mandatario de los americanos exclamó que “cada decisión sobre comercio, impuestos, inmigración, relaciones exteriores, será tomada para beneficiar a los trabajadores estadounidenses y a las familias estadounidenses”. De esta manera, Trump dejó entrever que cimentará las bases sólidas para forjar un camino esperanzador, enfocado a proporcionarle un mejoramiento a la calidad de vida de muchas personas, que por años, de acuerdo al nuevo Presidente, se han sentido desprotegidos por el Estado. En tal aspecto, el neoyorquino sintetizó que  “Washington floreció – pero el pueblo no se benefició de esa riqueza”.

De Magnate Inmobiliario a Presidente.

Desde que Donald Trump finalizó sus estudios de Economía en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania en 1968, se dedicó a los negocios inmobiliarios, aprovechando así su olfato y carisma como características innatas para concretar las ventas. Tres años más tarde, asumió la empresa familiar de bienes raíces y construcción Elizabeth Trump & Son, la cual, tiempo después pasó a llamarse Trump Organization. En su amplia trayectoria profesional y laboral, completa un recorrido de casi 46 años de experiencia inmobiliaria donde ha logrado posicionar los negocios comerciales de su compañía, a través de la  construcción de importantes proyectos como el Penn Central, Taj Mahal Casino, Trump World Tower, el Trump Place, Trump Hotel Las Vegas, Trump Ocean Club International Hotel & Tower, Trump Entertaiment y Trump Enterprises Incorporation, entre otros más.

Gran parte de estos proyectos se han expandido a países como Canadá, Dubai, Panamá y Brasil.

Trump 5

Por tanto, su poder económico lo llevó a contemplar la posibilidad de incursionar en la política entre los años de 1998, 1999, 2006, 2011, 2012 y 2014. Fueron muchas las conjeturas, tanto positivas como negativas, las que se tejieron a lo largo de esos años cuando se especuló acerca de su interés para ser Gobernador de New york. Asimismo, tomó fuerza la premisa de que el Magante quería ser Presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, tras varios de esos intentos que resultaron fallidos, por fin, Trump logró consolidar su gran anhelo de ganar las elecciones presidenciales el año pasado, en una campaña que duró 19 meses. Su contendora, Hillary Clinton, no alcanzó a conquistar completamente los 30 Estados donde triunfó Trump y tampoco logró sumar los 304 votos que el empresario norteamericano obtuvo en el Colegio Electoral.

Fotografías: www.elperiodico.com, www.elpais.com y www.lanacion.com.ar/

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *